american wedding

An american wedding in the city / Una boda americana en la ciudad

Once upon a time an american wedding … When Erin contacted me she knew clearly what she would like for her wedding.

A laid-back wedding, no formalities, neither protocol, only a nice wedding, funny (and also touching) moments shared with their families and numerous friends.

Most of the (American) guests were coming to Barcelona for the 1st time, and Patrick and Erin wanted to show them, through their wedding, a little sample of Spain: how excellent the food was in Barcelona and a great Spanish venue.

For the reception site we chose a restaurant with a culturally rich Spanish decoration and elegant atmosphere. It had a nice square garden in the back, ideal for the cocktail and pictures.

The menu was another aspect in showing Spanish identity. Patrick is a chef and runs, together with Erin, a catering company. So we had a big challenge there.

We prepared an abundant cocktail of Spanish top tapas and as a main course – a tasty seafood paella. And believe me when l say that everybody looooved it.

Regarding the shooting, what should l say? Erin and Patrick chose the best place to have their pictures taken: the old city.  Narrow streets, romantic atmosphere, monuments, interaction with local people – all was there.  Patrick even got the opportunity to “play” with a skate-board.

Erin had a beautiful dress! She was gorgeous. Please have a look at her belt, she made it herself.

Erin, Patrick, we wish you all the best!

Enjoy the pictures by Ola Hopper – Fotografía Sitges.

_________________________________

Cuando Erin se puso en contacto con nosotros, tenía muy claro el estilo de boda que quería.

Una boda sencilla, sin sofisticaciones ni protocolos. Una boda para compartir momentos divertidos y entrañables con su familia y numerosos amigos.

La mayoría de los invitados ( americanos ) visitaban por primera vez España, por lo que Patrick y Erin querían enseñarles a través de su boda, los aspectos más característicos de Barcelona: una excelente gastronomía mediterránea y una amplia variedad de espacios singulares.

El convite fue en un restaurante con una decoración muy cuidada y acogedora. Un restaurante auténtico y elegante que enseguida gustó a los novios.

El menú era otro reto ya que Erin y Patrick tienen una empresa de catering en Estados Unidos. En el aperitivo, les confeccionamos un surtido de tapas tradicionales de primera gama y como plato principal tenían, cómo no, una sabrosa paella de marisco. Un menú que puede parecer muy típico aquí pero que maravilló a los invitados, que no paraban de sorprenderse con la entrada de cada plato. ¡Lo disfrutaron muchísimo!

En cuanto a la sesión de fotos fue toda una postal en la ciudad, una sesión urbana. Se centraron en el Born, con una mezcla de historia y de monumentos, de calles estrechas y rincones románticos, de interactuaciones con la gente de aquí… Y de dejarse llevar… Se atrevieron incluso con un skate-board (sí, sí… ).

La novia tenía un precioso vestido destacado por zapatos… ¡azules!, a juego con la camisa del novio. Estaba muy guapa. Fijaros en los detalles del cinturón, lo hizo ella misma.

Erin, Patrick un fuerte abrazo, muchos besos y gracias por haber confiado en nosotros.

Os dejamos con las fotos de Ola Hopper de Fotografía Sitges.

 

 

 

Testimonial: Read what Erin and Patrick  said about us.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba