boda hotel vela barcelona

Eva y José: de Madrid al Vela, una boda con vistas al mar

Ésta es la boda en el Hotel Vela de Eva y José…

Eva es de Barcelona, José, de Murcia, se encontraron en Dublín, viven en Madrid, y él hizo su tremenda petición de mano a Eva en París, delante del Sacré Coeur (…y ante la mirada espectante de miles de turistas). Se trata de una pareja moderna (con un sofá rosa), trotamundos, majísimos y además guapos, muy guapos… Pues bien, estos novios decidieron poner rumbo a Barcelona, y llevar a cabo su sueño, hace casi un par de años…

Parece que fue ayer, cuando Eva y José nos contactaron a finales de 2010. Mantuvimos una primera reunión en diciembre y nos emplazamos para el año siguiente para perfilar un poco más nuestra manera de trabajar. Querían una boda con vistas al mar (y con luna llena), una boda romántica y original, una boda con todo lujo de detalles. Tuvimos más de un año para  planificar cada aspecto del enlace. Desde la orientación de la sillas de los (¡10!) testigos en la ceremonia, hasta el color de los vasos. Entre las llamadas telefónicas, las visitas a Barcelona, los extensos emails y los viajes en coche, aprendí a conocerles. Compartimos risas y cumpleaños, dudas y nervios, reflexiones sobre el fútbol, Gin Tonics… Y nos ilusionamos con los retos profesionales de Eva.

El día de la boda participamos más aún de estos momentos que no se olvidan. Recuerdo cuando José  me llama para decirme que ha olvidado sus zapatos en casa de Eva, o cuando Eva se emociona cuando le digo que José la quiere. Recuerdo a un José muy muy nervioso antes de la ceremonia, y a una Eva que pregunta si puede tener bálsamo de labios a 15 segundos de la entrada nupcial (¡y se lo conseguimos!). Tampoco olvidaré  los votos que se intercambiaron. Unas palabras  muy emocionantes que deja a cualquiera un nudo en la garganta. Aprovecharé otro post para hablar más detenidamente de ello…

Tras visitar innumerables espacios, finalmente el escenario elegido para llevar a cabo la boda fue el Hotel W, más conocido por los barceloneses como Hotel Vela. En él se puede gozar de magníficas vistas al mar estés donde estés, desde la terraza de la ceremonia hasta el salón de la cena. Simplemente espectacular. Y el día seleccionado fue el 7 de julio. Con luna casi llena, que se reflejaba en el mar como en un espejo.

Y si a todo esto añades un altar hecho a mano (¡por el propio padre de la novia!), unos mojitos como cócteles de bienvenida, un grupo de bossa nova cantando delante del mar, el candy bar, el Blablabox y los disfraces, una zona chill out con mobiliario luminoso y cortinas de luces, una cena de lujo y un primer baile («Fly me to the moon», de Franck Sinatra) con un foco de luz siguiéndoles, unas cestitas con diversos complementos situadas en los baños, un merecido resopón de hamburguesitas, después de cinco horas (¡sí, cinco horas!) de baile…, pues todo ello contribuye a hacer realidad la boda que Eva y José soñaron.

El reportaje fotográfico fue otro acierto ya que dicidieron hacer las fotos en el Born, para dar  un toque más urbano a la boda. A mí me encantan las sesiones de fotos de boda en esta zona del barrio gótico de Barcelona por el contraste que conlleva, y más cuando se dispara en blanco y negro. Por lo que respecta a los protagonistas del cuento no defraudaron. Eva, dentro de su espectacular vestido de novia y José, elegantísimo, de smoking. La mirada de Noemí Jariod supo captar esa magia. Compartimos hoy con vosotros un fragmento de esos preciosos trozos de realidad…

Eva, José, muchas gracias chicos por dejar que entre en vuestras vidas…

______________________________

Eva is from Barcelona, Jose from Murcia, they met  in Dublin, they live in Madrid, and Jose did his tremendous wedding proposal  to Eva in Paris, in front of the Sacré Coeur (… and before  of thousands of surprised tourists). Eva and José are a modern couple  (with a pink sofa), globetrotter, nice and  and in addition handsome, very handsome…

It seems that it was yesterday, when Eva and Jose contacted us at the end of 2010. We had the first meeting in December and located ourselves for the following year to outline a bit more our way of working. They wanted a wedding with an ocean view (and with full moon), a romantic and original wedding, a wedding with all luxury of details. We had more than one year to plan Evary aspect of the wedding. From the direction of the chairs of the (10!) witnesses in the ceremony  to the color of the glasses of the cocktail. Between our phone calls, the visits to Barcelona, the extensive e-mails and the trips in car, I learned to know them. We shared laughs and birthdays, doubts and nerves, reflections on football, Gin Tonics… And we commented on Eva’s professional challenges.

After visiting various venues, finally the place chosen to carry out the wedding was the luxury Hotel W 5*. There you can enjoy of magnificent scenes by the sea : from the terrace of the ceremony  to the lounge of the dinner. Simply admirable, and with a full moon reflected in the sea , l let you imagine.

The day of the wedding   was another day that we cannot forget neither. I remember when Jose called to tell me that he had forgotten his shoes in Eva’s house   or when Eva was moved to tears when I told her that Jose told me to tell her that he was in love with her. I remember a Jose very  very nervous before the ceremony, and Eva asking for gloss lips 15 seconds before of her entry bridal (and we got it for her! ).

The shooting was another hit since they decided to take the photos in the Born, to give a view more urban to the wedding. I love shootings  in this gothic quarter of Barcelona, l love the contrast that it involves, and more when you are shooting in black and white. Eva was gorgeous with a stunning wedding dress and José very elegant in his suit. The art of Noemi Jariod knew capture that magic atmosphere.

 I will not forget the votes that they exchanged neither. l had ever listened so touching words god,  I was fighting my tears when l was hearing them. I will take advantage of another post to speak more about it…

And besides that if you add a handmade altar (by Eva’s father), mojitos as welcome cocktails, a live band of Bossa  singing like  paradise in front of the sea, a black and pink candy bar (you can see the photos here), the Blablabox and the disguises, a  chill out lounge with luminous furniture and curtains of lights, a rich and gourmet dinner and the first dance (» Fly me to the moon » by Franck Sinatra) with a light spot following them, a few baskets with various complements placed in the bathrooms, some mini hamburgers and sandwiches during the morning  after five hours (yes, five hours!) of dance …, all this helps to make the wedding that Eva and Jose dreamed of.

I invite you to see the fantastic pictures of Noemi Jariod. Thanks Noemi for this great job.

Credit fotos: Noemi Jariod (mil gracias, Noemi!)

Vestido: Rosa Clará

Lugar: Hotel W Barcelona

Testimonial : Lee lo que Eva y José opinan de nosotros

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba